¿Por qué ayudamos?

Según la FAO, cerca de 5 millones de colombianos se encuentran en condiciones de desnutrición o, en el mejor de los casos, pueden comer sólo lo que les regalan.

“La confiabilidad de los datos sobre la desnutrición en los niños oculta el verdadero problema: cada año mueren en Colombia cerca de 10.000 menores de 5 años por causas prevenibles. De esas muertes, por lo menos el 30 por ciento ocurre por desnutrición”*. Es decir, que están muriendo 8 niños al día por esta causa.

Llevando alimentos a los que carecen de ellos construiremos una sociedad más humana, solidaria e integral. No solo entregamos alimentos sino que trabajamos para desarrollar las competencias y habilidades de los beneficiarios. Nuestra apuesta es por el capital más transformador del capital humano.

Hay personas que hacen  cualquier cosa para poder comer. Nosotros hacemos lo que sea para acabar con el hambre.

¡AYÚDANOS A CONSEGUIRLO!