11thSep

Mondelez y el programa “Pastoral de la calle”, se conocieron con la ayuda del Banco de Alimentos de Bogotá.


foto general (1)

Funcionarios de la multinacional estadounidense y los participantes del Centro Ambulatorio Medalla Milagrosa, se conocieron en el Banco de Alimentos de Bogotá para compartir experiencias de vida y reconocer la importancia que tiene el otro.  

El pasado 28 de agosto de 2017 se llevó a cabo una jornada de diálogo en el auditorio del Banco de Alimentos de Bogotá, los invitados al encuentro fueron la empresa colaboradora  Mondelēz International y los beneficiarios del Banco de Alimentos de Bogotá que hacen parte del programa “Pastoral de la calle” del Centro Ambulatorio de la Medalla Milagrosa, y tuvieron la oportunidad de compartir un espacio de diálogo con los representantes de Mondelēz International, quienes se  mostraron agradecidos por la invitación realizada por el Banco de Alimentos de Bogotá. De la misma manera, la compañía estadounidense reiteró el compromiso de ayudar no sólo a esta fundación, sino a muchas más personas.

IMG_1615

El evento inició con una presentación del trabajo que día a día realiza el Banco de Alimentos de Bogotá para proveer alimento a los que necesitan. El Padre Daniel Saldarriaga Molina, Director Ejecutivo del Banco de Alimentos de Bogotá, inauguró el evento mencionando la importancia de ayudar a acabar con el hambre y agradeció a la multinacional por apoyar a las personas que necesitan alimento. “Mondelēz es amigo del Banco de Alimentos de Bogotá desde ya hace varios años, ellos nos han apoyado con  muchos productos de galletería que han llegado a alimentar a muchos niños”.

foto 2 (2)                                             

La jornada permitió conocer las experiencias de vida de los beneficiarios del Centro Ambulatorio Medalla Milagrosa, lugar que acoge a habitantes de calle que tienen problemas con drogas psicoactivas y busca formarlos espiritualmente, para generar el fortalecimiento de la persona. Sor Noemí Sánchez, religiosa vicentina y representante legal del programa “Pastoral de la Calle”, recalcó la importancia de apoyar a estas personas y reconocerlas como seres humanos. “Son personas muy inteligentes, yo busco que tengan la capacidad de generar un desarrollo propio integral”, resaltó la hermana Sánchez.

foto 3

Por otra parte, Samuel David Ruiz, uno de los beneficiarios del Banco de Alimentos de Bogotá y el programa “Pastoral de la Calle”, reconoció la importancia de la invitación y agradeció al Banco por hacer posible el encuentro. “El programa me permitió rectificar mis pasos, darme cuenta de mis errores, aceptarlos y tomar ese trago amargo de la frustración de cosas que se hicieron en el pasado. Gran parte del alimento que llega a nuestra fundación viene del Banco de Alimentos de Bogotá, apoyando el desarrollo integral de uno como persona y dándonos la oportunidad de alimentar no solo nuestro cuerpo, sino nuestro espíritu”.

#JuntosContraElHambre