22ndDic

Día de los Santos Inocentes Mártires


“No dejemos que les roben la alegría. No nos dejemos robar la alegría, cuidémosla y ayudémosla a crecer”.

Papa Francisco- Fiesta de los Santos Inocentes Mártires

La Iglesia Católica conmemora hoy el Día de los Santos Inocentes Mártires, recordando el día en que el rey Herodes ordenó la matanza para acabar  con todos los niños menores de dos años  de Belén, para así asegurarse de que el Mesías fuera asesinado.

Es tiempo de reflexión sobre la situación de nuestros niños en Colombia, según datos de la Organización Mundial de Salud (OMS) a diciembre de 2017 en Bogotá hay 822 casos de desnutrición infantil en menores de 5 años, a nivel mundial se reportan 3 millones de niños que mueren por la misma causa y otros 66 millones de niños que asisten a clase con hambre. Por esta razón, todo intento por acabar con el hambre, es un paso de esperanza para cientos de sonrisas en nuestro País que quieren un futuro integro.

El Banco de Alimentos de Bogotá a través de su Programa de Nutrición Integral, ha logrado trabajar con las organizaciones en la disminución de la desnutrición infantil. Dicho trabajo ha buscado sensibilizar y crear prevención en las comunidades beneficiarias, como también analizar la realidad de las personas y los niños, creando soluciones frente a la problemática.

Angélica Parra, nutricionista y coordinadora del Programa de Nutrición del Banco de Alimentos, resalta la importancia de ayudar a las personas que son vulnerables ante el hambre:

 “Nosotros somos una organización sin ánimo de lucro, con un trabajo en el que hemos puesto la mirada en las partes de Bogotá que nadie conoce. Si es muy importante que las personas que no quieren ver la realidad, porque piensan que en Bogotá no pasa nada, sino en la Guajira, en el Chocó y en otras regiones, vean que mediante entidades como el Banco de Alimentos pueden llegar a comunidades donde se encuentra la desnutrición crítica que a veces no se dimensiona…. Mediante el programa identificamos con medidas antropométricas los grados de desnutrición y se realiza una vigilancia y evaluación para ver la crisis en profundidad. Es importante que la gente se ponga la mano en el corazón y nos ayuden a ayudar a los que necesitan”, resaltó Parra.

Recordemos que no se trata de una simple historia bíblica, ni de un día en el que todos tengamos que recordar a nuestros niños, sino de una tarea que diariamente tenemos que llevar a cabo por el bien de todos. El informe de Unicef “Todos los niños y niñas cuentan” registraba en el año 2014 a Colombia en el puesto 100 de los países con más alta tasa de mortalidad en menores de 5 años, posición preocupante para un país que tiene sostenibilidad para luchar contra la desnutrición infantil.

#JuntosContraElHambre